Baka. Guardianes del bosque

Los pigmeos bakas de Camerún se enfrentan a una grave transformación de su modo de vida tradicional debido al proceso de sedentarización al que se ven forzados desde hace años. Han sido expulsados de sus tierras ancestrales convertidas en zonas protegidas de la reserva del Dja y en concesiones otorgadas a empresas extractivas transnacionales que explotan sin escrúpulos los recursos naturales del bosque como el oro, el hierro y la madera.

Al mismo tiempo, las políticas de desarrollo económico se han centrado en la agricultura extensiva, provocando la progresiva desaparición del bosque. Todo ello está generando un proceso acelerado de pérdida de las señas de identidad de la comunidad Baka que la está abocando al alcoholismo, a la desnutrición y a la proliferación de enfermedades como el VIH.

Profundamente desorientado, asentado a las puertas del bosque, el pueblo Baka vive desposeído del derecho fundamental a la propiedad de su tierra, reconocido en la Declaqrqación sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 2007.


Share Share Share Share Share